miércoles, 6 de marzo de 2013

El niño que no come: emociones y márketing






Juzgad por vosotros mismos. Pero que esto salga en la tele, me parece una aberración.
Primero por el componente de chantaje emocional a las madres (porque son las madres principalmente y en segundo término las abuelas las que "sufren" por ello) y segundo por la medicalización de un problema que muchas veces se resuelve por sí mismo aunque causa gran ansiedad en las familias. "El niño que no me come" es un clásico y un gran tema en las consultas pediátricas. Y siempre hay quien tiene una salida comercial.

Los suplementos de este estilo son conocidos por los pediatras porque hay niños que realmente los necesitan. Siempre habían sido preparados de prescripción generalmente hospitalaria a niños con problemas de malnutrición derivados de enfermedades crónicas (síndromes malabsortivos, cardiopatías congénitas, etc). Obviamente anunciándolo en la tele y tocando la fibra emocional de muchas familias con niños "normales", se amplían las indicaciones de su prescripción (de forma libre y sin regulación profesional) y supongo que las ventas se incrementarán considerablemente.

Como curiosidad he entrado en la página (atención a la url que sale en el anuncio "mihijonocome.es") y tampoco he sacado mucho en claro, ni siquiera registrándome en el apartado profesional. Ni composición, ni indicaciones avaladas por la ciencia, ni estudios contrastados en niños sin patologías. Solamente una especie de manual con casos clínicos, en los que la mayoría de niños, tienen alguna enfermedad de base y que en realidad, no son los destinatarios de un anuncio dirigido al público general.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada