sábado, 11 de agosto de 2012

ALIMENTOS QUE CURAN

Cuando nos vamos a referir a los prebióticos, probióticos y simbióticos debemos primero hacer una introducción acerca de los alimentos funcionales. Hoy en dia hay una tendencia tanto en la medicina como en la nutrición en tratar la enfermedad como un complejo desde la causa hasta alas consecuencias, es decir no quedarnos en el diagnostico y tratamiento de los síntomas sino tratar de ir a la raíz del problema e incluso prevenir las complicaciones y la aparición de las enfermedades crónicas.
Entonces como les venia diciendo los alimentos funcionales son aquellos que tienen propiedades curativas semejantes a las de cualquier fármaco pero con la diferencia que no tienen efectos colaterales, no hay peligro de sobredosis, son mas económicos y pueden ser deliciosos. Estas propiedades curativas están dadas por la presencia de componentes biológicamente activos. Entre los alimentos funcionales mas reconocidos están los prebióticos, los probióticos y los simbióticos.
PREBIOTICOS:  Son alimentos con ingredientes no digeribles que pasan por el tracto intestinal y llegan al colon sin haber sido modificados por los jugos gástricos. Estos alimentos estimulan de forma selectiva el crecimiento y actividad de las bacterias que viven en nuestro intestino y que son beneficiosas y necesarias para el funcionamiento de nuestro sistema inmune.  Ejemplos de estos son los alimentos altos en fibra, como: cereales integrales, el trigo, el ajo, la cebolla, los espárragos, el puerro, la remolacha, la alcachofa y el plátano. Entre las hierbas destacan el diente de león.
PROBIOTICOS: estos alimentos nos aportan una cantidad de microorganismos apropiados para restaurar y mantener la flora microbiana amiga en nuestro intestino.  Estas bacterias “buenas” son las que ayudan a que la asimilación de nutrientes sea mejor, y de esa manera los procesos de desintoxicación así como, la función del sistema inmune se vean optimizadas. Una característica común a todos estos alimentos es la capacidad de producir acido láctico y otros ácidos orgánicos como el acido acético, los cuales son excelentes reguladores del pH corporal. Los mejores ejemplos de probióticos son los derivados de la soya fermentados como: el miso, tempeh y el tamari. Así mismo los encurtidos como pickles de pepinillos y otras verduras, el chucrut, el kimchi, el kéfir, el vinagre de sidra de manzana y el ampliamente conocido yogurt. Sin embargo en el caso de los probióticos hoy en dia se encuentran excelentes formulaciones naturales en el mercado que puede reunir varias características mas especificas para cada caso individual.
SIMBIOTICOS: a este grupo pertenecen los alimentos que poseen en su estructura tanto prebióticos como probióticos, como es natural una combinación de estos dos últimos puede darnos un alimento simbiótico si las proporciones son las adecuadas. En todo caso los productos de la fermentación Láctea son por excelencia ejemplos de este tipo de alimentos funcionales: el kimchi coreano, la chucruta de col, el kéfir, el tempeh y el miso también son  parte de este grupo.
La conclusión a la que quiero llevarlos es que hoy en dia la alimentación esta formando parte importante si no fundamental del arsenal terapéutico de muchos médicos, y la razón es muy sencilla, nuestra comida es la mejor medicina!

por  Montserrat Rodriguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada